hanabi

Hanabi, las flores de fuego

Con el verano se inicia la temporada de los fuegos artificiales, los hanabi (formada por los caracteres “flor” y “fuego”), iluminan el cielo de todas las regiones de Japón. Asistir a un espectáculo pirotécnico (hanabi taikai) es una experiencia cargada de sensaciones y una inmersión en la sociedad nipona, ya sea en la ciudad como en el campo. Estos espectáculos, que por lo general regresan año tras año, tienen lugar normalmente en julio o agosto y son ampliamente anunciados. Se celebran en todo el país. Y sobre todo, ¡son magníficos! Sencillamente incomparables con los fuegos artificiales de Europa utilizados, por ejemplo, durante las fiestas nacionales. Me acuerdo de una amiga japonesa con la que fui a ver los fuegos artificiales del 14 de julio en una gran ciudad francesa, que durante la traca final me preguntó si era entonces cuando realmente comenzaban en serio los fuegos…

Details
te

El sabor del té

En muchos lugares de Japón le ofrecerán una taza de té, ya que, bien en su forma más simple o en la más compleja y trabajada, un o-cha es ante todo un símbolo de buena convivencia y de intercambio. Al llegar a un ryokan o a un minshuku, o cuando vaya a casa de alguien, lo primero que le darán será una taza de té con un dulce. En algunos templos, podrá prolongar el estado de meditación provocado por la contemplación del jardín degustando un matcha (té en polvo utilizado para la ceremonia del té que se agita en agua caliente en vez de tomarse en infusión) y un dulce. O incluso puede participar en una de las iniciaciones para los visitantes extranjeros que tienen como objetivo ayudarles a comprender la ceremonia del té.

Details
onsen

Onsen, las fuentes termales

Destino turístico favorito de los japoneses, los onsen son fuentes termales naturales, calientes y cargadas de minerales por su contacto con los volcanes. Hay alrededor de 3.000 repartidos por todo el territorio, tanto en las profundidades de las montañas más remotas como al borde del mar, incluso bajo la superficie marina. Los baños propiamente dichos pueden estar en el interior de un edificio o al aire libre (se les llama entonces rotenburo), separados para hombres y mujeres o, menos frecuentemente, mixtos (los llamados kon’yoku onsen), municipales o en suntuosos ryokan, de piedra o de madera, pero en todos se viaja fuera del tiempo, y de ellos se sale sereno y regenerado.

Details