aprender idiomas

Beneficios de aprender un idioma desde la infancia

Cada vez la sociedad española está más concienciada de las oportunidades laborales que ofrece dominar una segunda lengua, pero no tanto de los beneficios de aprender un idioma desde la infancia, aunque desde los colegios esto se está cambiando.

Estos años son perfectos para comenzar a estudiar un idioma que no sea el materno y alcanzar que nuestros hijos dominen dos idiomas a la perfección. Esto se debe a que en los primeros años nuestro celebro es maleable y retiene toda la información que le llega, siendo capaz de interiorizarla y hacer un cambio radical en la persona.

Otro de los miedos de educar a un menor con dos idiomas es el de que esto pueda crear confusión en el pequeño. Y es totalmente todo lo contrario. Ayuda a organizar mejor los pensamientos, adquirir de manera más rápida los conocimientos y mejorar su razonamiento.

“Los niños son como esponjas” una frase hecha que es totalmente cierta. Ya sea por conversaciones, por lecturas, canciones, películas o internet, el constante contacto con la segunda lengua desde la infancia es altamente probable que el pequeño en su edad adulta tenga el nivel del idioma similar al de un nativo.

 

Un idioma desde la infancia mejora las capacidades personales

Mejora la comunicación: permanecer en un ámbito bilingüe desde la infancia es de gran beneficio ya que adquieren inconscientemente una pronunciación y entonación similar al nativo, además, es una gran ayuda para facilitar la comunicación con otras personas y adaptarse rápidamente a diferentes culturas y beneficia notablemente las capacidades cognitivas.

Genera una persona resolutiva: está demostrado que dominar idiomas amplia nuestro razonamiento porque el niño aprende a ver otro punto de vista y por ello a pensar de una manera diferente. Por lo que, ser bilingüe ayuda a tener un pensamiento crítico y por ello una persona dinámica y resolutiva a diferentes situaciones.

Mayor cultura: aprender otro idioma no es solo aprender nuevas palabras, sino que lleva intrínseco el aprendizaje de la cultura de esa lengua. Aprender nuevas expresiones, significados o frases hechas para una situación determinada te abre la mente a conocer cómo es ese país, lo cual, consigue que mediante la lengua conozcas la cultura.

Aprender idiomas cambia a la persona: hace que sea más tolerante, humana y culta. Además, de facilitar el aprendizaje de los demás idiomas que se aprenda en la adolescencia o edad adulta.

 

Ir arriba