niños aprendan un idioma

¿Cuál es la mejor edad para que los niños aprendan un idioma?

Los bebés hasta los cuatro meses de edad es el periodo en el cual retienen más sonidos, llegando a ser capaces de distinguir dos idiomas.

Está establecido que hasta los 7 años de edad los más pequeños disfrutan de la facilidad de aprender idiomas como si fuese su lengua materna. Según investigadores de la Universidad de Hamburgo, la edad ideal sería antes de los cincos años, ya que a partir de esta edad se produce un salto cualitativo. Sin embargo, Albert Costa, psicólogo y profesor de investigación del Centro para Cerebro y Cognición de la Universidad Pompeu Fabra (UPF), de Barcelona afirma que “cuanto antes, mejor”.

Las investigaciones siguen avanzando y cada vez son más precisas para determinar la edad en la cual nos es más complicado dominar otro idioma, pero no es posible determinar una edad exacta en la cual perdemos esa retención. Lo que sí está claro, como dice el docente Costa, que cuanto antes mejor. Si tenemos la posibilidad de hablar a diario en un segundo idioma con los más pequeños es un gran beneficio para ellos que te lo agradecerán en un futuro.

Cuanto antes empecemos a hablar con ellos a diario en varios idiomas, se acostumbre a que su entorno se comuniquen en dos idiomas y acudan a clases, el pequeño tendrá más posibilidades de ser bilingüe

¿Por qué los niños tienen más facilidades para aprender un idioma?

Los pequeños no tienen más capacidades que los adultos para aprender un idioma. Existen diferentes factores que nos hace llegar a esta conclusión errónea.

Cuanto más mayor eres más difícil es aprender un idioma, es cierto, pero no porque nuestro cerebro ya no esté preparado para dominar un nuevo idioma. El motivo de la dificultad que nos encontramos para prender un idioma cuando más adultos somos es porque estamos muy acostumbrados y familiarizados con las normas y el acento. Al estar tan arraigado a un idioma cuesta mucho comprender e interiorizar uno nuevo. Por ello, los pequeños al llevar pocos años practicando el idioma materno les es más fácil adaptarse a uno nuevo.

Además, los más pequeños cuentan con mayor tiempo libre, motivación y esfuerzo. Los tenemos que hacer malabares entre el trabajo, familia y vida social para tener un poco tiempo libre. Lo cual, es muy común que se pierda la motivación y con ello el esfuerzo de aprender un nuevo idioma.

Por lo tanto, antes de los cincos años es ideal para que nuestros pequeños empiecen a dominar un nuevo idioma. Si eres adulto y aun no te has decidido a aprender el idioma que estas deseando desde hace años, aquí te dejamos algunas razones más por que aprender un idioma te beneficiará en todos los aspectos.

Ir arriba